El Campo del Violín

Grande es el reino de Sueño de los Eternos, grande y profundo... es quizás el brillo que se atisba en sus ojos, el destello de su oscura mirada. Homenajeando a Gaiman tanto como nos sea posible, crearemos en este lugar un punto de reunión y encuentro para todos aquellos caminantes de sueños, súbditos e invitados de Oniro.

Nombre:
Lugar: el Sueño

Bueno, pues aquí estoy, haciendo mi blog. ¿Qué poner? mmm... creo que quien quiera saber más sobre mí va a tener que encontrarme, ya sea en este plano o en otro, en este reflejo de la verdad o en otro... en éste o en otros reinos.

29 abril 2006

El consuelo dicho por un espejo

El llanto fruto de un sentimiento o una emoción suele empezar de una vibración, del momento exacto en el cual nuestra retina interior y nuestro corazón asumen los hechos y coordinan sus latidos. Ese cambio de vibración hace que nos tambaleemos y se nos nuble la vista, ya que nuestra retina sigue en estado de impacto durante unas milésimas de segundo, las suficientes como para hacerse perceptibles a nuestra propia percepción tan solo.
Hay un pequeño tiempo de margen en el que todos los sentidos respiran hondo y apuntan la expiración hasta conocer la decisión: ¿Pueden o no pueden llorar?
Si la respuesta es afirmativa se relajan y lloramos lágrimas que confunden nuestras mejillas con el camino al mar, ignorando que lo más normal es que acaben absorbidas por un pañuelo, sin suspensión en una caída al suelo en el más romántico de los casos, o en la manga de la camisa en el más probable. Así rasgan nuestra expresión creyendo que no nos hemos percatado de su disfraz de consuelo.
Por otro lado, si la respuesta es negativa los sentidos se tragan el aire hacia su interior, al igual que nosotros, y eso nos provoca una convulsión acompañada de un estremecimiento y el acto de cargar la tensión en la mandíbula inferior que, a veces, tiembla ligeramente.
Es en ese instante, llores o no, en esa única oportunidad que tienes de controlar, cuando hacemos una fotografía en sepia, desde diferentes ángulos, del movimiento de alguien que pasa a nuestro alrededor, de la canción que suena en el bar, del olor del café frente a nosotros… e ignoramos nuestra frágil inmovilidad.

A veces surge de una canción. Esa es la más violenta forma de vibrar, y la más duradera, si también vienen soportes que nos muestran sonrisas que, por mucho que queramos (y todos sabemos que realmente no queremos) no podemos borrar de nuestra memoria gráfica.

En algunos casos sentimos la necesidad de limpiar nuestra expresión forzada y nos proponemos llorar un poco. A veces lo conseguimos, otras nos arrepentimos y hay un tanto por ciento que acumula una frustración emocional con olor a metal, porque no consigue llorar.

No desprendes brillos metalizados, pero nunca te he visto ni siquiera sollozar. ¿A caso tienes miedo de mirarte al espejo al llorar?

2 Comments:

Blogger The Roket Frog said...

mmmm....

Yo conozco una historia de una lágrima.

Esta lágrima vivía en el seno del lagrimal, pero era inquieta y le gustaba asomarse de vez en cuando sin que fuera requerida su presencia. Una noche de insomnio el ojo se quedó dormido a altas horas de la mañana frente a un documental de la BBC que trataba sobre la vida en el océano.

La lágrima lo vio entero, sorprendida de que hubiera tanta vida y tanta luz entre sus aguas.

Pasaron los días, y la intrépida lágrima no podía más que pensar en la certeza de que el agua del mar era salada, como su alma, y de que la única diferencia que había entre ellos era el concepto de magnitud desmedida...

Una mañana de hinvierno, vajo el torrente de frío viento que a todos nos hace llorar mientras caminamos por la calle, la lágrima se coló en la fila de su maternidad y escapó.
Ahora es un océano en miniatura que viaja junto a un granito de arena y una pestaña despistada que aceptaron hacer de acompañantes de su nueva vida.

El otro día la vi. Cruzaba veloz los campos violeta de la memoria, creo que se dirigía hacia el sur. Siempre quiso tener peces de colores nadando en sus aguas.

mayo 03, 2006 9:29 p. m.  
Blogger Estepa Grisa said...

Es precioso.

mayo 04, 2006 6:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home