El Campo del Violín

Grande es el reino de Sueño de los Eternos, grande y profundo... es quizás el brillo que se atisba en sus ojos, el destello de su oscura mirada. Homenajeando a Gaiman tanto como nos sea posible, crearemos en este lugar un punto de reunión y encuentro para todos aquellos caminantes de sueños, súbditos e invitados de Oniro.

Nombre:
Lugar: el Sueño

Bueno, pues aquí estoy, haciendo mi blog. ¿Qué poner? mmm... creo que quien quiera saber más sobre mí va a tener que encontrarme, ya sea en este plano o en otro, en este reflejo de la verdad o en otro... en éste o en otros reinos.

08 febrero 2006

Sobre el recuerdo... primera parte

Es cierto amigo Mul… tienes toda la razón.

Navegaba por la red, por las páginas de algunos de mis amigos, intentando concederles un poco mejor, intentando que no me fueran tan extraños (recordemos que todo aquello que no sea nosotros nos resulta extraño por naturaleza, hay que hacer un gran esfuerzo por acercarse, hay que tener curiosidad para mirar qué hay más allá de esa ventana pintada de colores…) cuando algo escrito con exquisitez me hizo pensar. Acaso olvidamos esos momentos maravillosos que nos hacen la vida tan y tan interesante? Y no me refiero a lo típico del primer beso y cosas por el estilo, eso lo dejaremos para los más románticos. Me refiero a lo que nos sorprende removiendo los cimientos de alguna de nuestras creencias, arreladas o recién adquiridas.

Por ejemplo, el caso que expone: la primera vez que vimos la luna a la luz del día compartiendo el cielo con el sol. Parece una insensatez, pero no lo es en absoluto. Por supuesto la luna pasa a menudo por el cielo, y nos fijemos o no, siempre está dando vueltas por ahí. Pero la primera vez era distinto. Quizás porque éramos más jóvenes… quizá…

Lamentablemente olvidé ese día.
Es algo muy triste. Lo perdí entre el mundo ajetreado de la adolescencia, y ahora… Ahora ya he pasado ese umbral y me duele darme cuenta que metí demasiadas cosas en la maleta, que no quedó espacio para las más importantes… y que la maleta reventó, como suele pasar, y perdió la mitad de su contenido. Bueno, pues eso se ha terminado!! A partir de ahora lo apuntaré por aquí. Así, tatuándolo será más difícil que me lo deje en algún sitio.

mmmmm…. Por muy resuelta que esté sigo triste al no recordarlo…
Era algo importante. Lo sé porque se la enseñé a mi pequeño sobrino para que se sorprendiera y maravillara… estuvo un buen rato mirándola con el ceño fruncido. Luego se fue a seguir con sus juegos llenos de risas, pero, de vez en cuando, se detenía y volvía a mirar, vigilante… Por otro lado siempre me ha inspirado toda clase de cuentos. Quizás un día escriba uno de ellos aquí, quien sabe. Quizás lo dibuje…

… en fin, son todo intentos de paliar el vacío del recuerdo…
Querido Mul, lo que has hecho no tiene nombre. Con lo tranquila que estaba, creyendo que aún conservaba todos los momentos especiales de mi vida…

A ver, ¿acaso alguno de vosotros lo recuerda?

Por cierto. Mi perra se llamaba Luna...

2 Comments:

Blogger ۷əńε said...

Blog Muy Entretenido ... esta Mb


sAlu2 ^^

febrero 08, 2006 5:20 p. m.  
Blogger Elhendei said...

Vaya, gracias!

febrero 08, 2006 7:20 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home